Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos pueden ser generados y gestionados por diferentes agentes.

RESPONSABILIDAD EN LA GESTIÓN DEL RAEE

Los RAEE tendrán siempre un responsable del cumplimiento de las obligaciones que derivan de su producción y gestión en los siguientes términos:

  1. a) El usuario del AEE usado podrá destinarlo a su reutilización o desecharlo como residuo, en este segundo caso tendrá la consideración de productor del RAEE. Su responsabilidad concluye con la entrega del RAEE en las instalaciones o puntos de recogida de las Entidades Locales, de los distribuidores, de los gestores de residuos o con su entrega en las redes de recogida de los productores de AEE.

  2. b) Son poseedores iniciales de RAEE las instalaciones de recogida de las Entidades Locales, los distribuidores y los gestores inscritos en el registro para la recogida de RAEE.

Estos sujetos serán responsables, de los RAEE recogidos separadamente y, en su caso, almacenados temporalmente en sus instalaciones hasta la entrega a los gestores de tratamiento.

  1. c) Los gestores registrados de RAEE asumirán la responsabilidad de la gestión de los RAEE que implique el ejercicio de su actividad en los términos previstos en el artículo 20 de la Ley 22/2011, de 28 de julio.

  2. d) Los productores de AEE son responsables de financiar, la recogida separada, el transporte y el tratamiento respetuoso con el medio ambiente de los RAEE domésticos y profesionales, así como sus obligaciones de información en esta materia. Cuando intervengan en la organización de la gestión de los RAEE, cumplirán con los objetivos de recogida, preparación para la reutilización, reciclado y valorización.

                 Los AEE, una vez que pasan a ser residuo (RAEE), deben ser gestionados correctamente entregándolos en las instalaciones o puntos de recogida de las Entidades Locales, de los distribuidores, de los gestores de residuos o con su entrega en las redes de recogida de los productores de AEE.

OPERACIONES DE GESTIÓN

         Las operaciones de gestión a las que pueden ser sometidos los RAEE son las siguientes:

  • Recogida y transporte: Organización recogida separada:

    • La recogida y el transporte de los RAEE se efectuará de forma que puedan darse las condiciones óptimas para la preparación de la reutilización, el reciclado y el adecuado confinamiento de las sustancias peligrosas.

    • En el caso de los RAEE que contengan mercurio, plomo, fósforo o cadmio o sustancias que agoten la capa de ozono se evitarán las condiciones que puedan provocar su rotura.

    • El transporte de RAEE se realizará de conformidad con la legislación sectorial vigente y por gestores registrados.

  • Almacenamiento:

    • Las operaciones de almacenamiento de RAEE son aquellas codificadas como R13 según el Anexo II de la Ley 22/2011 de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados. En instalaciones autorizadas para realizar almacenamiento de RAEE no está permitido realizar aperturas o desmontajes de los aparatos.

  • Tratamiento:

Según el Artículo 3, apartado v) del RD 1110/2015 se considera tratamiento de RAEE:

«Tratamiento de RAEE»: Operación de valorización o eliminación de RAEE, incluida la preparación anterior a la valorización o eliminación, en las que se incluirán la preparación para la reutilización, así como las operaciones que se denominarán de «tratamiento específico de RAEE», que son los tratamientos realizados con posterioridad a la preparación para la reutilización.

Los RAEE recogidos, que no hayan sido destinados a la preparación para la reutilización deberán recibir un tratamiento específico que incluirá, como mínimo, la retirada de todo tipo de fluidos, incluidos aceites, lubricantes u otros, y el tratamiento selectivo de materiales y componentes, de conformidad con lo previsto en el anexo XIII del Real Decreto. No está permitido prensar ni fragmentar ni compactar ningún RAEE que no haya sido sometido previamente al procedimiento de tratamiento específico que le corresponda.