C/ Pedro Aleixandre 60 Bajo 46006, Valencia T. 96 374 66 42|info@eco-raee.com

Una nueva vida para los plásticos de RAEE reutilizándolos como placas de cultivo celular

//Una nueva vida para los plásticos de RAEE reutilizándolos como placas de cultivo celular

Investigadores de la NTU de Singapur han comprobado la viabilidad de reutilizar plásticos de equipos informáticos, muchas veces complicados de reciclar, como contenedores para el cultivo celular en investigación biomédica

Los plásticos que se encuentran en los residuos electrónicos son complicados de reciclar debido a su compleja composición y a los aditivos peligrosos que muchas veces contienen. Ahora, científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU) de Singapur han desarrollado un nuevo uso para ellos, reutilizándolos como una alternativa a los plásticos utilizados en los contenedores de cultivo celular de laboratorio, como las placas de Petri.

El equipo de la Alianza para la Investigación en Economía Circular (SCARCE) de la NTU de Singapur reutilizó los plásticos de los residuos electrónicos, sometiéndolos únicamente a la esterilización, antes de probarlos en experimentos de laboratorio.

El equipo descubrió que más del 95 por ciento de las células madre humanas sembradas en plásticos procedentes de componentes informáticos desechados seguían sanas al cabo de una semana, un resultado comparable al de las células cultivadas en placas de cultivo celular convencionales.

Estos resultados, descritos en un estudio publicado en la revista científica Science of the Total Environment, indican un posible nuevo uso sostenible de los plásticos de los residuos electrónicos, que representan alrededor del 20% de los cerca de 50 millones de toneladas de residuos electrónicos que se producen cada año en el mundo.

Reutilizarlos para el cultivo de células en el laboratorio no solo permitiría recuperar el máximo valor de los plásticos de desecho electrónico, sino que también ayudaría a reducir la cantidad de residuos plásticos generados por la investigación biomédica, dijo el equipo de investigación de la NTU. Un estudio realizado en 2015 estimó que en todo el mundo se generan 5,5 millones de toneladas anuales de residuos plásticos relacionados con los laboratorios, incluidas las placas de cultivo celular.

Estos nuevos hallazgos se basan en un estudio de 2020 dirigido por el mismo equipo de la NTU, que investigó el efecto de los plásticos de residuos electrónicos en seis tipos diferentes de células humanas y encontró un crecimiento celular saludable a pesar de los elementos peligrosos que se encuentran en dichos plásticos.

El profesor asistente Dalton Tay, de la Escuela de Ciencias e Ingeniería de Materiales y la Facultad de Ciencias Biológicas de la NTU, quien dirigió este estudio interdisciplinario, explica que «los plásticos de residuos electrónicos contienen componentes peligrosos que pueden liberarse al medio ambiente si no se eliminan correctamente. Curiosamente, descubrimos a través de nuestros estudios que ciertos plásticos de residuos electrónicos podrían mantener con éxito el crecimiento celular, convirtiéndolos en alternativas potenciales a los plásticos de cultivo celular que se utilizan en los laboratorios hoy en día».

«Reutilizarlos para su uso inmediato en lugar de reciclarlos permite la extensión inmediata de la vida útil de los plásticos de residuos electrónicos y minimiza la contaminación ambiental. Nuestro enfoque está en línea con el marco de jerarquía de residuos cero, que prioriza la opción de reutilización a través de la ciencia de los materiales y la ingeniería innovadora», añade.

FUENTE: Residuos Profesional

2021-12-15T13:14:19+00:00 miércoles, 15 diciembre 2021|